Zumo de pomelo para eliminar toxinas

publicado en: Zumos | 0

Esta fruta es el cítrico de mayor tamaño y, como todos, muy rico en vitamina C. Además, no contiene nada de grasa. La mayor concentración vitamínica se produce justo debajo de la piel.

Un zumo de pomelo cada mañana activa la función renal y elimina toxinas

Tras una época de excesos gastronómicos o cuando se quieren perder un par de kilos, es recomendable comenzar una dieta moderada en grasas y abundante en vitaminas. El pomelo es la fruta perfecta para incluir en una dieta de este tipo ya que no contiene lípidos y es rica en vitamina C. Además, esta fruta cítrica, al ser un producto de temporada, tiene un precio más económico y sus propiedades organolépticas mejoran.

El pomelo («Citrus maxima») es el cítrico de mayor tamaño que se comercializa en Occidente. Su nombre significa limón grande y también se conoce como toronjo, toronja o pamplemusa. Los cítricos surgieron hace 20 millones de años en el sudeste asiático.

zumo pomeloDesde entonces este tipo de frutas han sufrido muchas y diversas modificaciones como consecuencia de la selección natural y de las hibridaciones, tanto las naturales como las producidas por el hombre. Se cree que el pomelo apareció a partir de un cruce entre naranjo dulce y pummelo llevado a cabo en las islas Barbados hace 300 años. Desde allí se extendió por todo el Caribe hasta llegar a Estados Unidos donde comenzó realmente su producción comercial.

Su composición nutricional es nula en grasa (0.1 g lípidos/100 g de porción comestible) y presenta alto contenido en vitamina C (40 mg/ 100 g de porción comestible) y carotenoides, potentes antioxidantes, lo que convierte al pomelo en un arma contra el envejecimiento, el cáncer y los problemas circulatorios. El déficit de vitamina C reduce la resistencia a infecciones así que es esencial tomar la cantidad diaria recomendada (60 mg diarios para un hombre) sobre todo en invierno, para así hacer frente a los resfriados.

 

 

La mejor forma de aprovechar las cualidades nutritivas del pomelo es consumiéndolo crudo. Conviene no excederse en el pelado, ya que la parte más externa, justo debajo de la piel, es la que concentra mayor cantidad de vitaminas. Si disponemos de un buen exprimidor de cítricos, también le vamos a sacar mucho rendimiento.

Los árboles del pomelo son fuertes y altos ­hasta 15 metros­ y su robusto tronco presenta formas torcidas. Las distintas variedades de pomelo se clasifican en función de la tonalidad de la pulpa del fruto. Las variedades blancas o comunes (Duncan, Marsh) son aquellas que tienen la pulpa de color amarillo, pero a pesar de ser las más cultivadas están siendo desplazadas por las variedades pigmentadas (Burgundy, Star Ruby, Pink Marsh…) que parecen ser más del gusto del consumidor.

Los pomelos pigmentados son aquellos cuyas pulpas son de color rosa o rojizo. Este vistoso color lo proporciona el licopeno, carotenoide también responsable del característico color rojo del tomate. La coloración del fruto aumenta cuanto más cálida es la temperatura de la zona de cultivo, al contrario que las naranjas, cuyo color es debido a otros pigmentos rojos llamados antocianinas los cuales necesitan un periodo de bajas temperaturas nocturnas para sintetizarse

Exprimidores de zumo en la cocina

La pulpa del pomelo es muy perfumada y su sabor es entre dulce y agrio. En la cocina se puede aprovechar este sabor y utilizar el pomelo como sustituto del vinagre en las ensaladas o como aderezo para carnes y pescados. Es un buen ingrediente para macedonias, ensaladas y cócteles. Tomar un zumo de pomelo cada mañana un poco diluido para rebajar el sabor agrio es una buena manera de favorecer la eliminación de toxinas ya que activa la función renal. Se consume principalmente como fruto fresco, pero también se comercializa como producto elaborado en forma de mermelada o de zumos naturales y concentrados. El cultivo del pomelo se lleva a cabo en países tropicales y subtropicales de América, África y la cuenca mediterránea. En España se cultiva principalmente en las regiones murciana y valenciana.

Tomar zumo de arándanos a diario reduce el riesgo cardíaco

Para prevenir enfermedades no basta eliminar de la dieta alimentos perjudiciales, a veces también es necesario incluir otros nuevos. Éste puede ser el caso del zumo de arándano, una fruta del bosque que puede convertirse en un gran aliado del corazón.

Científicos de la Universidad de Scranton (Estados Unidos) han observado, en estudios con seres humanos, que beber tres vasos diarios de zumo de arándanos eleva notablemente los niveles de colesterol «bueno» en la sangre y de antioxidantes. Con ello se reduce el riesgo de afecciones cardiacas. En concreto, las conclusiones de la investigación indican que el riesgo de sufrir enfermedad cardiaca se reduce hasta en un 40 por ciento en las personas que beben tres vasos de jugo de arándanos diarios.

Esta propiedad ya se había obstervado en tests de laboratorio, pero ésta es la primera vez que se analiza en experimentos con seres humanos. Los nuevos hallazgos se presentaron el pasado lunes ante la reunión anual de la Sociedad Química Americana en Nueva Orleáns.
Además de los beneficios que los arándanos reportan al corazón, los especialistas que han desarrollado el trabajo han comprobado que esta fruta ayuda también a prevenir las infecciones urinarias y puede reducir el riesgo de afecciones de las encías, úlceras de estómago y algunos tipos de cáncer

Dejar una opinión