Cápsulas vasodilatadoras llenas de vitamina C

publicado en: Consejos | 0

Hoy hablamos de la Vitamina C. :)

Aunque actualmente disponemos de ellos durante todo el año, los cítricos son frutas típicamente invernales.

Naranjas, mandarinas, limones… comienzan su temporada en noviembre y, dependiendo de las variedades, alcanzan hasta el mes de mayo. Es a lo largo de los meses más fríos cuando disponemos de ellos en su mejor momento. Y, como siempre, habrá que pensar si la Naturaleza no lo habrá preparado así porque es en esta época cuando más los necesitamos.

¿O es que las abuelas no han intentado siempre paliar los efectos de gripes y resfriados con un zumo de naranja o limón?

Decir cítricos es decir vitamina C.

Es algo sabido por todos, no es preciso contar con muchos conocimientos sobre nutrición para tener claro que estas frutas se encuentran entre las más ricas en ácido ascórbico (vitamina C).

beneficios vitamina CY es que esta vitamina es un potente antioxidante y su consumo aumenta las defensas de nuestro organismo. Pero los cítricos contienen otros compuestos con propiedades promotoras de la salud: las flavanonas. Se encuentran en el albedo, la parte blanca de la piel y poseen propiedades preventivas contra ciertos tipos de cánceres además de mejorar la circulación gracias a sus efectos antiagregantes, vasodilatadores y antiadhesivos en el nivel plasmático.

Estas características saludables de los cítricos se desprenden de la tesis doctoral de Ángel Gil Izquierdo, doctor en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, perteneciente al Centro de Edafología y Biología Aplicada del Segura (CEBAS), del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

El trabajo de Gil incorpora aspectos nuevos sobre el aporte de compuestos bioactivos de una ración de naranja y de un vaso de zumo de naranja. Los compuestos que aborda son la vitamina C y las flavanonas.

Éstas son un grupo de compuestos pertenecientes a la familia de los flavonoides «que se encuentran en altas concentraciones en los cítricos», indica este experto.

La vitamina C mejora la circulación

La tesis de Gil Izquierdo concluye que las flavanonas tienen «propiedades preventivas contra ciertos tipos de cáncer como el de colon o el de mama; mejoran la circulación venosa y arterial gracias a sus propiedades antiagregantes, vasodilatadoras y antiadhesivas a nivel plasmático y, además, muestran propiedades analgésicas, antialérgicas y antiinflamatorias».

Es fácil deducir que la actuación de los cítricos en el sistema circulatorio contribuye a prevenir accidentes vasculares, uno de los grandes males de nuestro tiempo.Para realizar el estudio, se desarrolló un modelo de simulación de digestión. Las condiciones de conservación frigorífica de la naranja no afectaron a la estabilidad de los compuestos fenólicos.

Tras la digestión in vitro, no afectaron a los compuestos de ese tipo disponibles para la absorción por el organismo. Lo que sí resulta determinante es la cantidad de albedo (la parte blanca de la piel).

En el estudio se comprobó que «el modo de pelado de la naranja y la cantidad de albedo adherida a los gajos resulta fundamental en la cantidad total de flavanonas totales ingeridas.

Por lo tanto, «se recomienda el consumo de naranja con mayor cantidad de albedo adherida a los gajos», según indica el propio Gil Izquierdo en el resumen de su trabajo.

El autor explica que «todavía no se ha obtenido ningún resultado definitivo del trabajo, pero estudios que realicé previamente con voluntarios humanos y zumo de naranja indican que es recomendable la ingesta regular de este producto para asegurar una presencia sostenida de flavanonas, y más concretamente de hesperidina, en el cuerpo humano de manera que éste se pueda aprovechar de las propiedades beneficiosas para la salud que poseen este tipo de compuestos». Existe un estudio muy novedoso sobre una propiedad nueva de la hesperidina.

Se trata de un ensayo que ha sido realizado con ratones, pero el resultado final con humanos no se ha llevado a cabo. La investigación tiene relación con la osteoporosis: la administracion de hesperidina a ratones con osteoporosis inducida inhibió el proceso de pérdida de masa ósea.

De modo que, si estos resultados se confirman, se podría hablar de las propiedades de la naranjas para las personas con problemas de osteoporosis.Por lo que se refiere al zumo, una de las formas más habituales de consumir estas frutas, el estudio del doctor Gil demostró que los procesos de congelación eran negativos. «La congelación industrial afectó ampliamente a los constituyentes bioactivos del zumo, produciendo pérdidas del 30 por ciento en el contenido de flavanonas».

La vitamina C en los zumos concentrados

Es el caso de los concentrados, la pasteurización (que da lugar a zumos comerciales que se mantienen a temperatura ambiente), o la pasteurización suave (que proporciona zumos comerciales que se tienen que conservar en frigoríficos a 4 grados centígrados).

Los procesos industriales consiguieron zumos de naranja con mayor concentración de flavanonas que los obtenidos mediante un exprimidor doméstico. El trabajo de Gil concluye que la vitamina C abunda tanto en la naranja como en su zumo y que no es afectada por los tratamientos de conservación ni por los de procesado. Es decir, que «la vitamina C del zumo recién exprimido no sufre pérdidas durante tres días de conservación en el frigorífico».

Por lo tanto, la famosa frase popular «tómate el zumo rápido que se le van las vitaminas», puede ser olvidada definitivamente.Y, volviendo a la vitamina que da fama a los cítricos, la C, hay que recordar que es un reconstituyente. Aumenta las defensas y por tanto es excelente para los periodos de decaimiento y de convalecencia.

En procesos de gripe u otras enfermedades que producen fiebre, bajan las defensas y la vitamina C se quema como consecuencia de la fiebre, por eso es muy aconsejable añadirla tras estas enfermedades o después de que un niño haya padecido una enfermedad viral como sarampión o rubeola.

Además del ácido ascórbico destaca la presencia de fibra y de hidratos de carbono en los cítricos. La fructosa es un hidrato de carbono muy tolerable y de un valor calórico nada exagerado. Cuando se toman enteros, los cítricos proporcionan una buena cantidad de fibra que ayuda a ralentizar la absorción de otras sustancias como la grasa, por eso es aconsejable tomar estas frutas como postre.

Summary
Article Name
Cítricos. Cápsulas vasodilatadoras llenas de vitamina C
Author
Description
Hoy hablamos de Vitamina C. :) Aunque actualmente disponemos de ellos durante todo el año, los cítricos son frutas típicamente invernales.

Dejar una opinión